«Dos más dos igual a cinco» se convertirá en una lectura idónea sobre el sufrimiento humano, donde el autor encuentra siempre una puerta abierta a la esperanza


Con el estilo ameno y sencillo que caracteriza a la prosa de Esteban Sala, Dos más dos igual a cinco (VOZDEPAPEL) introduce al lector en una experiencia humana y cristiana entrañable. Las historias que narra Esteban Sala no son extraordinarias ni algo fuera de lo común; pero tal y como están contadas adquieren un relieve sobrenatural que escapa a los razonamientos convencionales. Fruto de una rica experiencia pastoral, éste es un libro que invita a ir más allá de los momentos difíciles de la vida; propone un itinerario muy realista, marcado por lo que el autor denomina «silencios de Dios», que dirige al lector a una profunda y positiva esperanza ante los momentos más difíciles de la vida.

Esteban Sala  nace en el seno de una familia obrera, no practicante. Con 17 años ingresa en la Orden franciscana. Desde entonces, y tras finalizar la carrera de Filosofía y Teología en la Universidad de Barcelona, se dedica a la dirección espiritual y la predicación. Dirige ejercicios espirituales a monjas de clausura, atiende espiritualmente a grupos de seglares y de terciarios franciscanos. En VOZDEPAPEL ya ha escrito otros dos libros: Aman desde el silencio (2005) y Piedras vivas (2006). Su vida gira en torno a Dios, el propósito de ser muy humano y aprender de las almas.