Las visiones de Ana Catalina Emmerich prologadas por el cardenal Antonio Cañizares constituyen un referente universal de la literatura espiritual


Esta versión de La amarga Pasión de Cristo (LIBROSLIBRES) es la primera que se publica en castellano traducida directamente del alemán y en su integridad. Estos escritos constituyen una de las obras más extraordinarias de la literatura mística universal, de enorme impacto en la conciencia religiosa de su tiempo, y con un influjo que aún perdura en nuestros días. Además, cuenta con un prologuista de excepción, el cardenal Antonio Cañizares Llovera, que explica el sentido de la obra: “Las visiones de la beata Ana Catalina no son el credo ni los evangelios, pero robustecen nuestra fe, estimulan nuestro amor y fortalecen nuestra esperanza”, asegura. El purpurado también pone en su contexto las visiones de la beata: “Las visiones de este libro son revelaciones privadas que nadie está obligado a creer. No son dogma de fe y no añaden nada al depósito de la fe que custodia la Iglesia. Pero son una conmovedora ayuda para acercarnos a contemplar la Pasión de Cristo, esclarecen poderosamente nuestra comprensión de los hechos, y nos ponen cara a cara con nuestras responsabilidades y contradicciones”.

La autora visionaria. Ana Catalina Emmerich fue una religiosa cuyas visiones asombraron a una época. Humilde granjera, después costurera y sirvienta, ingresó a los 28 años en el convento agustino de Agnetemberg, en Dülmen, un pueblo de Westfalia. No tardaron en aparecer en su cuerpo llagas como las de Jesucristo, lo que dio lugar a una dura investigación. Llegó a ser encarcelada y sometida a vigilancia con el objeto de averiguar el origen de esas heridas, que no pudo determinarse. Juan Pablo II la beatificó en 2004.

La amarga pasión de Cristo

LA AMARGA PASIÓN DE CRISTO

Ana Catalina Emmerich

VOZDEPAPEL. Madrid, 2010

328 páginas

PVP: 17 €

Comprar